lunes, octubre 28, 2013

Lamentamos genocidio contra infantes Indígenas Canadienses


COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA LATINOAMERICANA Y CARIBEŇA
La Iglesia Anglicana Latino-Americana, conocedora de las denuncias y fundamentos de causa, formulados, comprobados y denunciados por el Muy Reverendo Dr. Kevin D. Annett (sacerdote anglicano), en donde más de 50 mil niños y niñas aborígenes canadienses, fueron torturados, violados y masacrados, se une a la denuncia y protesta, se solidariza con la causa de este presbítero y del grupo internacional que dio a conocer el terrorífico hecho, lamentando los hechos y solicitando a todas las autoridades civiles de Canada. Irlanda y Holanda, materializar la justicia sobre los responsables y crear un tribunal de conciencia para que estos horribles y detestables sucesos macabros no se vuelvan a repetir en ninguna parte de la tierra.

Entre los responsables del genocidio, se encuentran: Gobierno británico, gobierno canadiense, Iglesia de Inglaterra, Iglesia Anglicana de Canada, Iglesia Católica Romana, Iglesia Unida de Canada y otras denominaciones cristianas (todas hacían labor pastoral cerca a las casas de los masacrados y en cada territorio indígena), y protagonizaron ejecutando los crueles sucesos. De igual manera las denuncias del sacerdote Kevin D. Annett, alertan y pone en tela de juicio a la prensa canadiense, periodistas y medios de comunicación, como a los profesionales de la medicina, por no denunciar a tiempo, por dejar morir deliberadamente a los menores y menores de edad a la intemperie porque ellos son de piel color marrón e indígenas nativos (verdaderos propietarios de Canada –Kanata-). La discriminación y racismo, también es otro crimen.

El Muy Reverendo Dr. Kevin D. Annett, también extiende la denuncia a sus cómplices y/a la forma como lograron el siniestro propósito, con el fin de usurpar las tierras productivas y el territorio rico en minerales y recursos, que hoy explotan algunas empresas multinacionales cuyos propietarios son los herederos de las riquezas robadas a los indígenas criollos canadienses. Usted puede conocer más aspectos del aberrante episodio aquí: http://www.itccs.org/ (Esta escrito en lenguaje Ingles). Si los hombres no hacen justicia, el agua, viento, aire y fuego, se encargarán de arrebatar lo robado y sembrará conciencia y esperanza en cada mente, para que estos hechos no se repitan. La Iglesia Anglicana Latino-Americana, solicita de igual manera, oraciones rezos y santas misas, a cada uno de los sacerdotes verdaderos, rectos y probos, por el alma de aquellos inocentes que aún permanecen en fosas comunes, para que la paz regrese a las familias indígenas como a los descendientes de las víctimas. Que la justicia divina caiga sobre los responsables y sus descendientes.

Firmado en Toronto, Ontario, a los 28 días, del mes de Octubre, Año de Nuestro Señor Jesucristo 2013.



The Most Reverend + LEONARDO MARIN-SAAVEDRA Arzobispo Primado de IAL.

Church Page: http://www.iglesiaanglicanalatina.org/

Lamentamos genocidio contra infantes Indígenas Canadienses
The opening case of the Court concerning crimes against humanity by church and state in Canada: The Indian residential schools
The opening case of the Court concerning crimes against humanity by church and state in Canada: The Indian residential schools
Lamentamos genocidio contra infantes Indígenas Canadienses

viernes, octubre 18, 2013

Mensaje de Monseñor Luis Rondón (obispo Anglicano)

MonseñorLuis Rondón, (Obispo Ordinario Diócesis San Esteban de Mérida). Iglesia Anglicana Provincia de Venezuela.


La apostasía nos está alejando de la paz ciudadana


Agustín Volcanes... Foto: AV


Entendiendo la apostasía como la negación de la fe cristiana y el abandono de las creencias en las que hemos sido educados, surge en nuestra sociedad una suerte de irrespeto por la vida y la paz ciudadana, así lo considera el obispo anglicano Luis Rondón, de la Diócesis San Esteban de Mérida, quien además muestra preocupación por la actitud de la juventud frente a las drogas y al resguardo de su vida personal.



El prelado reconoce los importantes esfuerzos del gobierno nacional por medio de la Misión A Toda Vida Venezuela, el empeño de la Oficina Nacional Antidrogas y el conjunto de acciones de los cuerpos de seguridad ciudadana, pero ninguna de estas actividades podrán alcanzar sus objetivos si los pobladores no ayudamos a la construcción de una sociedad de paz que se edifica desde la fe, la moral, la familia y la sana convivencia.



De igual manera, el excelentísimo considera que la juventud, en su rebelde actitud, pudiera estar perdiendo valores esenciales por la vida, incluso quienes conducen vehículos y motocicletas lamentablemente acaparan las páginas de sucesos de los periódicos, lo que preocupa a los ciudadanos y ciudadanas.
Por otra parte, monseñor Rondón considera que la sociedad en su conjunto, desde la escuela, los liceos, las iglesias, las organizaciones sociales y las comunas, deben emprender un tenaz esfuerzo por inculcar valores que puedan superar esta apostasía que nos condice a la anarquía y la falta de visión en un futuro solidario y de hermandad entre los hombres.



Finalmente, destacó el esfuerzo de la Iglesia Anglicana de sumar su voluntad a todos los proyectos del gobierno nacional, regional y toda iniciativa que se emprenda en función de rescatar a la juventud, de fortalecer la familia como estrategias para construir la anhelada sociedad de paz, que siempre reclamó el presidente Chávez y que hoy asume con entereza Nicolás Maduro.


 Fotoleyenda: Luis Rondón, obispo anglicano de la Diócesis San Esteban de Mérida...



domingo, octubre 13, 2013

Solicitud al Diario La Opinión de Cúcuta con relación artículo publicado en octubre 11/13

Mensaje para funcionarios y periodistas del «Diario La Opinión de Cúcuta»

En el día de hoy quiero referirme al Titular: «Obispo Anglicano Francisco Duque llega a la ciudad» - (Octubre 11, 2013)-, del Diario «La Opinión de Cúcuta», que de cierta manera, discrimina, ofende y maltrata la fe de los colombianos y cristianos, se lanza en contra de una verdad contradictoria que existe desde antes del nacimiento oficial de la «Iglesia de Inglaterra», hecho sucedido entre los años 1517 y 1535 (de nuestra era), y que se enfrenta por otro lado al verdadero trabajo misionero de cambio que sembró el fundador de la Iglesia Cristiana (Jesucristo), y que denuncio arbitrariedades y vejámenes cometidas por sacerdotes de la época. El mismo Maestro Jesús de Nazaret (Hijo de Dios), denunció (San Mateo 23), al decirle a esos, que ellos (los oficialistas), eran los descarriados y que no se debían de seguir porque eran de cierta manera “los malos de la historia”. El Nazareno los invitó al arrepentimiento y al cambio de conducta.

El humilde “hijo del carpintero” nunca llamo a los miembros religiosos del “Sanedrín” para que se unieran a él y proyecto de la “Buena Nueva” sino que él escogió a 12 simples varones pescadores que llevaban una vida sencilla pero pulcra ante de los ojos de Dios y de los hombres (varones y mujeres vivientes de la época). Jesús de Nazaret logró sacar con inteligencia y rectitud su corazón provinciano, y lo extendió a todo el planeta de las contradicciones, haciéndolo y convirtiendo su corazón en universal y planetario, tanto que asustó a ignorantes, necios e ineptos gobernantes. Los secuaces de siempre lo asesinaron y lo clavaron en una apestosa cruz de madera que el mismo Hijo de Dios, convirtió en el signo del amor que usamos todos los cristianos de cada una de las denominaciones así algunos crean que es “una maldición” llevar una cruz al cuello.

La Iglesia Anglicana Latino-Americana y las Iglesias hermanas (Iglesia Conservativa Anglicana de Norte America, Comunión Anglicana Ortodoxa, Iglesia Anglo Católica de Norte America y otras), creen que el diario la “Opinión de Cúcuta”, falta a la verdad y lesiona la convivencia pacífica que debe reinar no solo en Cúcuta y Colombia sino en todos los países del mundo aunque con más énfasis en Colombia, que está planeando materializar la paz dentro de un proceso incivilizado que lleva 60 años de guerra e injusticias dentro del territorio nacional, por los frentes y situaciones que ocasionan el cruel suceso incluyendo la prensa escrita y varios ciudadanos de algunos medios de comunicación, en donde también lanzan misiles, disparos y torpedos con “palabras bombas” de muerte y destrucción, que han logrado “acuñar mas leña al fuego” de barbarie y desigualdad reinante. Los autores intelectuales convirtieron a Colombia en territorio rojo y azul de guerra.

Esta es la nota que escribió «La Opinión de Cúcuta», y de la cual rechazamos: «El obispo episcopal anglicano, reverendo Francisco Duque Gómez, arriba a Cúcuta hoy para cumplir misiones especiales con su feligresía, así como para hacerles un llamado especial a los falsos sacerdotes que se hacen pasar por miembros de su comunidad religiosa. El prelado también aprovechará su estancia en la capital de Norte de Santander para llevar un mensaje de paz y de fe a los cucuteños que se congregan en las tres misiones que tiene la Iglesia episcopal anglicana en esta ciudad, las cuales responden a las razones sociales de Manzanares, Alto Pamplonita y Carlos Pizarro, orientadas por el padre Martín Hernández. Representantes de esta comunidad manifestaron a La Opinión que se tiene conocimiento de falsos sacerdotes que se hacen pasar como miembros de la Iglesia anglicana. “Les informamos a los cucuteños y nortesantandereanos que el único sacerdote autorizado por la Iglesia episcopal anglicana en Cúcuta es Martín Hernández, todos los demás son ajenos a nuestra comunidad”.

La Iglesia de Inglaterra simplemente se denomina “Iglesia de Inglaterra”, en si no usa la palabra anglicana u anglicano. La palabra anglicana u anglicano la empezamos a usar los varones y mujeres de fe que heredamos la fe católica tradicionalista de Inglaterra a partir de 1963, cuando algunos miembros y organizaciones empezaron a meter “cosas mundanas y paganas” dentro de la histórica y tradicional fe proveniente del fundador Jesucristo con hechos de causa que lesionó la Santa Biblia. De hecho en Estados Unidos y en Colombia, nuestros otros hermanos de fe heredada de Inglaterra, se registraron ante el gobierno como “Iglesia Episcopal”. Ellos son episcopales y nosotros somos anglicanos. Nosotros creemos que aun así tanto ellos como nosotros y otros, pueden usar la palabra anglicana u anglicano, sin perturbar la paz y convivencia. Todas y todos son dignos de estar dentro del gran árbol que se conoce como cristianismo y específicamente anglicanismo.

Con el Muy Reverendo Padre Juan Ángel Cáceres Ángel y el misionero Reverendo Omar Arbeniz Rincón, fuimos los autores intelectuales y materiales para crear la misión anglicana del Barrio Carlos Pizarro León-Gómez. El lote que ocupa dicha misión está registrado con escritura pública a nombre de nosotros (Iglesia Anglicana Tradicional de Colombia). Tengo en mi poder las pruebas que así lo demuestran y cada una de las fotografías en donde estamos participando tanto de la fundación, misión como de su progreso. Nos hemos enterado que la ‘Iglesia Episcopal de Colombia’ usa nuestro predio y misión para seguir evangelizando y aunque no estamos reclamando nada (nada nos pertenece), es importante que se aclare semejante mentira al afirmar que hay sacerdotes falsos que se hacen pasar como miembros de la Iglesia Episcopal o Iglesia Anglicana. La fe y creencia no puede afirmar quien es falso o falsa porque es intangible e individual.

Tanto episcopales y anglicanos nos podemos presentar con una de los dos palabras. Nosotros preferimos que nos llamen anglicanos pero otros y otras pueden usar las palabras pues nadie es dueño de las palabras. Las palabras no llevan una marquilla porque no son fábricas o razones sociales sino que de cierta manera ayudan como símbolo de fe tanto a creyentes, ateos y agnósticos. Si ustedes escriben que “hay falsos sacerdotes”, nosotros podríamos afirmar que “hay falsos periodistas” y otros dirían “hay falsos abogados”. La fe no es una profesión pero “zapatero a su zapato”. La fe simplemente es la convicción de estar de acuerdo con una verdad que no vemos pero sentimos y experimentamos dentro de un acto intangible, que se hace real cuando nos atrevemos a defender con nuestro estilo de vida una creencia mas no un dogma. La misma discusión la hemos enfrentado con los grupos católicos y varios de ellos y ellas, se sentían propietarios de la palabra católico o católica. Esa es otra gran mentira porque esas dos palabras que son una misma quieren decir que es universal imitando el corazón de Cristo. Es esa situación que algunos humanos no han querido entender porque aun no han salido de la caverna habitual, se conforman con defender los muros que han construido dentro del paraje o ciudad en donde viven y no transcienden en sus hechos a conciencia. Se han dejado manipular por oscuros personajes que no hacen un esfuerzo para pensar en los otros sino que viven dentro de ellos y para ellos.

Para que tengan una noción universal de todos los grupos anglicanos y episcopales, les anexo la lista dentro de un enlace que está patrocinado con dinero e ideas de cristianos de Inglaterra, Estados Unidos y Canada, y por muchos creyentes anglicanos y episcopales del mundo (http://anglicansonline.org/communion/nic.html). Nuestra organización religiosa solicita al «Diario La Opinión de Cúcuta» corregir la nota en mención y aclarar las dudas y malestar que ha generado al respecto. Si alguien está violando la ley y usurpa funciones que no están dentro de sus habilidades y talento, es la ley civil y penal, quien se debe encargar de cobrar el insuceso. La Iglesia de Cristo simplemente es la Iglesia de Cristo. Las denominaciones religiosas no están llamadas a perseguir o maltratar a las personas por cuestiones de fe. Creemos que la prensa debe respetar la libertad y debe ser la promotora de justicia, paz y bienestar. “O todos en la cama o todos en el suelo”. No es positiva la ley del embudo porque sobre encima de nosotros nos puede caer ruina y pobreza, hasta lograr la desaparición de la empresa que con tanto esfuerzo otros fundaron e innovaron.

Que la paz de Dios que excede a todo entendimiento logre abrir corazones y mentes, para que cada palabra y escrito salga del planeta tierra a otras dimensiones. Muy positivo seria que los ciudadanos de Cúcuta dieran el primer paso dentro de Colombia.

Saludos y bendiciones,





The Most Rev. + Leonardo Marin-Saavedra Arzobispo Primado Iglesia Anglicana Latino-Americana. Toronto, Ontario, Canada.

Pagina de IAL: http://www.iglesiaanglicanalatina.org/

Tel. Oficina: +1 (647) 875-4597. Tel. Móvil: +1 (647) 485-9190.

Sigueme

Buscar este blog

Etiquetas

Informacion de Interes


Google Castellano:


Red Mundial de Escritores:


Google. USA:

Donald Trump Quotes