lunes, enero 24, 2011

Canada es centro de polemica mundial: Petroleo y destruccion

Cambio Climático: Activistas de Greenpeace ocuparon una refinería francesa para reclamar el fin de las arenas de petróleo. 30 activistas entraron en la refinería de Total S.A. para denunciar la participación de la empresa petrolera francesa en las arenas de petróleo de Canadá y la necesidad de erradicarlas para frenar el cambio climático.

Los activistas de Greenpeace desplegaron un cartel en un tanque, y otros dos en la chimenea de 75 metros de la central eléctrica con los mensajes: "Crimen climático" y "Total invierte en destrucción sostenible" para exigir a Sarkozy y a los líderes europeos el fin de la compra y financiación de las arenas de petróleo de Alberta, Canadá.

Las arenas de petróleo (también llamadas bituminosas o de alquitrán) son una de las fuentes más sucias del planeta, y emiten 3-5 veces más gases de efecto invernadero a la atmósfera que las de petróleo convencional, solamente en la producción. El cambio climático es un problema mundial, y esta acción es parte de una respuesta global a uno de los peores desastres climáticos.

La activista canadiense de Greenpeace Eryn Wheatley participó de la acción para enviar a Sarkozy y a los líderes de Europa el mensaje de que no todos los canadienses apoyan el petróleo, y que los verdaderos líderes del clima no deben comprar o financiar arenas bituminosas

"Esto ya no es más un secreto de Canadá", dijo Eryn, desde el interior de Total. "Estamos aquí hoy para denunciar un crimen internacional sobre el clima. Sarkozy y otros líderes europeos no pueden seguir exportando la crisis climática a Canadá. Necesitamos un liderazgo real en Copenhague y eso significa que no existan más arenas de alquitrán".

Total S.A. ya ha invertido más de 8 millones de euros en Alberta, y tiene previsto invertir 10 millones de dólares más en la próxima década en Alberta y Madagascar, con el fin de incrementar su producción de petróleo de arenas bituminosas a un 10 por ciento de su producción mundial .

Si la producción aumenta según lo previsto, se espera que las emisiones anuales de arenas de alquitrán se cuadripliquen a 126 millones de toneladas para 2015. Con el fin de evitar un cambio climático fuera de control tenemos que reducir drásticamente este tipo de emisiones, no aumentarlas.

La mejor oportunidad que tenemos es la Cumbre de Clima de la ONU que se celebrará en Copenhague. Los líderes mundiales deben asistir a esta reunión y lograr sólido acuerdo que reduzca drásticamente nuestras emisiones y prohíba proyectos como las arenas de alquitrán. Pediles que asuman su responsabilidad en Copenhague, hacé click aquí.


http://www.greenpeace.org

Sigueme

Buscar este blog

Cargando...

Etiquetas

Informacion de Interes


Google Castellano:


Red Mundial de Escritores:


Google. USA:

Donald Trump Quotes